Capítulo 3

La escuela no existe

El libro es la palabra

En su pequeña isla las estatuas vivas

Juegan a moverse

El campo les adora, se deja cuidar, se ríe

Mientras todo crece

No descansa la alegría

La contemplación les busca

Los espantaaves

Juegan a ver

A reconocer

Su suerte en los pájaros

Su destino en el vuelo.

Etiopía concede deseos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s